AÑO 18

NUMERO 61629

Política

Año: 1

Número: 6

La ciudad se resiste a la mentira. Por fin

Muchos entendieron desde el principio. Otros entendieron un poco más tarde, pero lo importante es que finalmente entendieron. Ahora el daño anunciado desde hace tiempo se ha consumado, los fogoneros de la locura suicida no se convencieron (ni se convencerán) en su momento, la arrogancia de esta especie de oligarquía intelectual (ojo que hay intelectuales que tienen tal galleta en la cabeza que resultan ser más brutos que uin mandril), la teoría cinematográfica de ciertos (y raleados) personajes hace que esta movilización de todos (políticos, empresarios y obreros), sea una especie de debacle para los que creyeron poder tomar a la ciudad de rehén para colmar sus instintos políticos de cuarta. Ahora están ahí, ellos contra la gente. ¿La gente está equivocada? ¿Estos gringos no entienden? ¿Por qué se ponen de punta con los supuestos salvadores? Esas preguntas tienen una sola respuesta. Los tipos que conspiran contra la tierra donde viven, por el motivo que sea, por odio, por ambición, por arrogancia o por estupidez (como en este caso) pierden la confianza de sus vecinos. Y estos tipos que de paso usaron como estandarte una nena muerta, facturándonos patéticos casos de amigos muertos, amigos enfermos, a nosotros ... (¿a nosotros? Como si cada uno de nosotros no tuviese algún sufrimiento  que demandar). Todos sabemos que donde se produce existe algo de contaminación. De acuerdo. El ambiente sano es tan imprescindible como el trabajo para los pueblos como el nuestro. Discutamos entonces la forma de corregir lo que hemos o vamos dañando, establezcamos quienes son los que deben efectuar estos trabajos y dejemos que los hagan quienes se sienten responsables y sobre todo quienen PUEDEN hacerlos. La gente sale a la calle porque se sintió humillada por los de adentro que la traicionaron y más porque esa traición se vio por televisión. Los caranchos porteños como siempre se aprovecharon de la carroña, pero lo que más bronca nos da es que vinieron a matarnos por la espalda gracias a que algunos giles (bagres) le abrieron la puerta. Mañana 13 de noviembre habría que llenar la plaza.
 
Facebook Twitter Delicious Linked in Reddit MySpace Stumbleupon Digg Whatsapp Enviar por Correo

Imprimir Noticia

El Tiempo
Tiempo Esperanza
Buscar Noticias
Frases Célebres
Jamás se desvía uno tan lejos como cuando cree conocer el camino.
Proverbio chino
Cotización del Dólar