AÑO 18

NUMERO 61629

Política

Año: 1

Número: 6

Que el Juez trabaje de Juez

Nota en preparación. Procesando información de Saladillo, entrevista con la Jueza de Faltas. Una hora y completamos. Comunicados con Saladillo una localidad a 160 km. de Capital Federal nos enteramos que hay una ordenanza inspirada por la Jueza de Faltas María Magdalena Curto que pena con multas de 115 a 1150 pesos a los padres de menores que cometen desmanes, daños o se encuentren en estado de ebriedad. Nos dice la doctora Curto que lo padres -hasta ahora- pagan sin chistar. Hicieron una estadística de los chicos comprendidos entre los 14 y 17 años (¿La habremos hecho nosotros en Esperanza?), cosa fácil de hacer porque se tienen datos de las escuelas y con eso está la mitad del trabajo hecho, después se ve como los chicos se reparten para divertirse los fines de semana (locales bailables, pubs y otras yerbas). Acá al igual que en Saladillo la mayoría concurre a un solo boliche bailable (aunque no hay que dejar de lado al segundo y a un grupito que organiza bailes y movidas varias). La ordenanza fue fuertemente apoyada por lo que ellos llaman Foro de Seguridad (¿Consejo de Seguridad Urbana?), la Cámara de Comercio (¿Acá? Bien la cámara, inflada, gracias...) y por autoridades de varios establecimientos educativos. Además (encuesta mediante) por casi el 80% de la población. Pero lo que tienen en Saladillo que me parece que no tenemos nosotros es una Jueza que trabaja de Jueza con toda las ganas para prevenir males mayores. No por nada arrancaron -nos dice- con estas soluciones tajantes a partir de dos casos serios en que intervinieron menores alcoholizados y que terminaron con un chico de 17 años con la mandíbula rota y otro chico también lastimado seriamente. Si hacemos un inventario de los casos en que salen lastimados ciudadanos y que intervienen menores (con pedirle a la Policía que nos arrime los partes del 2001 y 2002 suficiente) nos vamos a imponer de la gravedad del problema. Hay quejas todos los fines de semana por acciones contra la propiedad (daños, etc.) en los que participan chicos menores de 18. ¿Los padres de esos pibes no entienden que es mejor prevenir que curar? En estos casos hay que exagerar, por muchas razones pero sobre todo porque los accidentes, las peleas y los delitos son irreparables desde todo punto de vista. Y mas que nada porque la que pierde es la familia esperancina. Y el precio es el dolor.
 
Facebook Twitter Delicious Linked in Reddit MySpace Stumbleupon Digg Whatsapp Enviar por Correo

Imprimir Noticia

El Tiempo
Tiempo Esperanza
Buscar Noticias
Frases Célebres
La sabiduría es hija de la experiencia.
Leonardo da Vinci (1452-1519)
Pintor, escultor e inventor italiano
Cotización del Dólar