AÑO 18

NUMERO 61629

Actualidad

Año: 1

Número: 82

SADESA. Desarrollo sustentable. Mejor que decir es hacer

Practicando el desarrollo sustentable,
un fin útil para el pelo vacuno recuperado

Esperanza, octubre de 2003.- Fiel a su política de dar un fin útil a los residuos, el Consorcio para la Preservación de la Ecología (CPE) desarrolla un plan piloto para producir compost para enmiendas de uso agronómico, utilizando como materia prima el pelo vacuno recuperado del proceso de fabricación del cuero en Sadesa. El compost ya fue aprobado por el SENASA, y recientemente funcionarios del INTA se interiorizaron sobre el proceso de compostado que se realiza en el predio de la Planta de Tratamiento de Efluentes. De esta forma, Sadesa y el CPE contribuyen al desarrollo sustentable de la actividad industrial aprovechando los residuos para elaborar un producto orgánico que servirá para aquellos productores que opten por esta forma de mejorar el rendimiento del suelo.

Funcionarios del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), encabezados por el Ing. Francisco Mosconi, Director Regional, y el Ing. Juan Chimicz, Director de la Estación Experimental Rafaela, visitaron recientemente el complejo de la Planta de Tratamiento de Efluentes para apreciar los avances del proyecto industrial de compostado, cuyo plan piloto demandó una inversión de 200 mil pesos y generó 10 puestos de trabajo.

Si bien el compost producido por el CPE ha obtenido la aprobación del Servicio Nacional de Sanidad Animal (SENASA), el producto no ha sido puesto a la venta aún por cuestiones operativas. En la actualidad, la Planta de Tratamiento de Efluentes Industriales recupera un volumen de pelo inferior al que Sadesa recuperará diariamente una vez que se ponga en marcha la nueva ribera que tras una inversión de 5 millones de dólares la empresa construye en Esperanza.

La enmienda agronómica es una mezcla de productos orgánicos que tras una acción microbiana aeróbica -compostaje- se utiliza para la corrección y enriquecimiento de los suelos. En el caso del desarollado por el CPE, se toma como materia prima el pelo vacuno recuperado del proceso de Ribera -uno de los primeros en la transformación de la piel vacuna en cuero- que es sometido a un lavado para reducir el contenido de sodio a valores aceptables para su futura utilización en el suelo. El pelo vacuno es molido y mezclado con moha -una graminea similar a la alfalfa- y se le adiciona estiércol vacuno que tiene la función de inocular bacterias con el objeto de acelerar el proceso y mejorar la calidad del compost.

El proceso contempla controles físicos-químicos constantes para seguir el avance de la maduración, a la vez que se mantiene el nivel de humedad adecuado. Tras un período que va de los 45 a los 60 días el producto está listo para su empaquetado y posterior comercialización.

Esta iniciativa es una muestra concreta de la política ambiental del CPE y Sadesa y su capacidad de innovación tecnológica. No sólo la significativa reducción del efluente sólido que generará Sadesa aportará al desarrollo sustentable, sino que a partir de la disposición útil de tales residuos se crea una nueva actividad económica y la consecuente generación de puestos de trabajo.
 
Facebook Twitter Delicious Linked in Reddit MySpace Stumbleupon Digg Whatsapp Enviar por Correo

Imprimir Noticia

El Tiempo
Tiempo Esperanza
Buscar Noticias
Frases Célebres
Quien no ha afrontado la adversidad no conoce su propia fuerza.
Benjamin Jonson (1572-1637)
Dramaturgo inglés
Cotización del Dólar