AÑO 18

NUMERO 61629

Opinión

Año: 12

Número: 570

ELECCIONES 2015. SEÑALES PARA ENTENDER AL PERONISMO LOCAL.

elecciones-2015-senales-para-entender-al-peronismo-local
SEÑALES PARA UNA CIUDAD MEJOR
"ELECCIONES 2015: EL PERONISMO LOCAL". 

El peronismo oficialista tiene una larga historia. Conocer algunos mínimos detalles de esa historia puede ser de utilidad para propios y extraños. Leer o ignorar.

1-El peronismo y el tormento del "desbande"
En el 83 cuando el peronismo perdió en nuestra ciudad las elecciones con los radicales, venía de una militancia complicada, clandestina y, con razón, le había perdido un poco la mano a la lucha democrática. La derrota de Andreoli (padre) a manos del joven Fascendini produjo el "desbande" de los sufridos compañeros que vieron frustrada la conquista del sillón municipal. Durante los años que duró la primera Intendencia radical el peronismo fue apagándose lentamente hasta quedar reducido a unos pocos protagonistas esperanzados en volver.
Con los nuevos llamados a elecciones volvieron a juntarse las mismas caras de siempre y, por 24 años,  vuelta al "desbande" a causa del resultado adverso del comicio. Meiners marcó el retorno del justicialismo a la Municipalidad. Luego de muchos años en que la tropa se fue llenando de pesimismo y buscando concretar en otro oficio los ideales militantes de la patria justa, libre y soberana.
Cuando en el 2007 la nueva Intendenta hizo el recuento de sobrevivientes, con lo que quedaba, a duras penas llegó a cubrir los lugares para el primer gabinete. Y en el  recambio, no tuvo más remedio que "importar inteligencia" para los puestos vacantes. El "desbande" de tantos años había raleado la tropa local en todas las líneas, pero más en los cuadros que exigían un mínimo de conocimiento. En cuanto al resto, con el peronómetro descompuesto, se dio vía libre a los "compañeros" solo interesados en cubrir los cargos menos importantes de la plantilla municipal.

2-Arriba y abajo
Es común en ciudades como la nuestra aguardar la decisión de "arriba" para actuar "abajo". Se supone que si hay unidad arriba se reflejará abajo. Lo mismo si hay desbande, claro. El peronismo de la provincia procura convencer a María Eugenia Bielsa para que acepte ser candidata a gobernadora. Se piensa que si Bielsa acepta, la mayoría se encolumnará detrás de su candidatura, aunque la arquitecta piensa "al revés": si todo el peronismo se une, entonces ella irá por la gobernación. El huevo y la gallina. El tiempo para presentar listas se termina y el desbande de arriba no se soluciona.
Daniele, estrecho colaborador de Bielsa, sostiene que "se ha instalado" desde algunos sectores justicialistas no coincidentes con Bielsa que la arquitecta aguarda que todo el PJ se encolumne detrás de su candidatura para que, de esa manera, ella acepte el reto. "Cuando pedimos eso, no lo hacemos por Bielsa, si el día de mañana es o no candidata. Lo pedimos por el peronismo, porque eso le hace falta a todos los compañeros que quieran participar. A (Marcos) Cleri, (Leandro) Busatto, (Alejandro) Ramos, (Omar) Perotti, ellos también merecen un partido con esfuerzo de unidad si son candidatos. Ella no digita, Bielsa aspira a un peronismo unido, pero no lo hace en función de su candidatura", apuntó el diputado.
Habría que ver en que casillero se colocan los "capitostes" locales Meiners y Pirola. En realidad lo interesante sería conocer a quién de los precandidatos apoyan uno y otro. No lo van a decir. Nunca lo dicen antes de conocer los resultados. Seguro apoyarán al ganador. Siempre apoyan al ganador.

3-Sostener lo conseguido
¿Por cuánto tiempo podrá "aguantar" el peronismo local el lugar que conquistó con tanto sacrificio? Es posible que los mismos peronistas se lo pregunten. Y la respuesta parece estar a la vuelta de la esquina, es cuestión de echar mano a la receta radical para resistir en el sillón del Municipio por más de dos décadas. Con un partido fuerte y activo, y un poco de imaginación para transformar la ciudad no habría de qué preocuparse. Pero lo triste es que las dos cosas, imaginación y partido, hay que construirlas de cero, porque el oficialismo peronista no tiene ni la una ni la otra.  Ya lo dijimos, al peronismo lo mata el "desbande".  No basta con juntarse cada cuatro años o cada dos "para ver si conseguimos algo en la repartija", esto de la política es cosa de todos los días y (como en el matrimonio) en las buenas y en las malas. Pero eso es cosa vieja para el partido justicialista, ya lo hizo antes, antes estuvo unido, antes la peleó codo a codo, ya dejó (antes) en la calle, sus muertos, sus presos, sus mártires. Pero eso fue "antes", en la época en que no había elecciones, lástima, nadie quiere repetirse.
Ahora la cosa es distinta. El partido que hoy está en el municipio, antes de llegar donde llegó, tuvo que presentarse a los comicios más de una vez con candidatos que no eran del todo peronistas, otros mascarones de proa encabezaron sus listas, porque los militantes puros perdían cada vez que lo intentaban. Esa falta de reconocimiento desgasta. Los viejos peronistas se fueron y ya no volvieron. En la actualidad, las campañas políticas juntan cada vez menos gente. Terceros rentados pintan los carteles y reparten los panfletos. El peronismo local, víctima del "desbande", ni siquiera tiene cargos para repartir entre sus militantes, porque ya los entregó casi todos. El peronismo esperancino, irá a elecciones, confiando en una cara, en el supuesto carisma de sus candidatos, sin partido, sin obras que lo respalden, confiando en el acto espontáneo de los sufragantes. Nada más parecido a la ruleta. Lástima que para la ciudad, sea casi una ruleta rusa.
 
Facebook Twitter Delicious Linked in Reddit MySpace Stumbleupon Digg Whatsapp Enviar por Correo

Imprimir Noticia

El Tiempo
Tiempo Esperanza
Buscar Noticias
Frases Célebres
La ilusión vale cuando la realidad la toma de la mano.
Anónimo
Cotización del Dólar