AÑO 18

NUMERO 619

Opinión

Año: 12

Número: 562

CINCO RAZONES QUE EXPLICAN POR QUÉ ALGUNOS POLÍTICOS GANAN DIEZ VECES MÁS QUE USTED.

cinco-razones-que-explican-por-que-algunos-politicos-ganan-diez-veces-mas-que-usted

SEÑALES PARA UNA CIUDAD MEJOR. (Investiga: Edgardo Ferrero)
TITULO: CINCO RAZONES QUE EXPLICAN POR QUÉ ALGUNOS POLÍTICOS GANAN DIEZ VECES MÁS QUE USTED.

No se puede criticar alegremente a quienes han hecho de la política un sacerdocio. Primero lea lo que sigue y si resulta que reúne las condiciones para mandar como mandan los que mandan, entonces siga criticando tranquilo. 

1- RESPONSABILIDAD: el político cumple una función que representa más responsabilidad y riesgo que la que usted o yo tenemos en nuestros modestos trabajos. Entonces, si la responsabilidad es mayor, es lógico que un miembro del gabinete local, por ejemplo, gane 10 veces más que usted o yo. Piense que un secretario municipal cualquiera, se la pasa pensando en la felicidad de 40.000 fulanos como nosotros durante todo el santo día. Si el tipo, apenas embolsa diez sueldos como los nuestros nos está haciendo precio.

2- ROSTRO DE GRANITO: para llegar al lugar que llegó, el político, tuvo que aplastar a más de uno en las internas, crearse no pocos enemigos que le desean el mal a diario y encima mendigar los votos necesarios para acomodarse en el lugar que ocupa. Usted cobra una miseria, es cierto, pero puede andar tranquilo por la calle, un político, en cambio, para salir a cenar tiene que ponerse una careta, eso cotiza y suma grosso a la hora de contar la menega que viene a fin de mes.

3- CONOCIMIENTO: no falta el envidioso que dice que para ser político con tercer grado alcanza y sobra. La experiencia nos dice que el que menos sabe es el que gana, pero igual, eso también podría ser una infame falacia, para llegar al poder es necesario dominar técnicas que demandan renuncios éticos impensados. Piense usted que, a veces (contra su voluntad), el político debe mentir, traicionar y hasta (¿por qué no?) quedarse con los fondos partidarios. Para aprender esos rubros hay que participar de tramoyas donde se pone a prueba la fuerza de voluntad y donde, haciendo de tripas corazón, solo unos pocos salen adelante.  No se trata de conocer de memoria los artículos de la Constitución o de saber sumar y restar. Sigamos el ejemplo de nuestro Senador departamental que ha comprendido que con saber sumar alcanza y sobra.

4- ORATORIA: aunque existen algunos que (hay que reconocerlo) no saben ni hablar, el manejo del arte del discurso suma bastante en la carrera política. Un político que se anima a improvisar un 25 de mayo puede conseguir algunos votos extras. Si un político dice "haiga" en lugar de "haya" y "acuerdensén" en lugar de "acuerdensé", no es desesperar, porque puede ser considerado "popular" y ganar las elecciones por eso, nunca se sabe. 

5- VELOCIDAD: el político debe ser "veloz". Rápido para echarle la culpa a otro de sus errores y más rápido todavía para capitalizar como propios los méritos ajenos. En la ciencia del bien común no importa si el autor de un gol es otro, el político debe estar preparado para salir corriendo con los brazos en alto para que todos crean que el gol lo hizo él. Esa virtud cotiza. Imitemos a nuestra alcaldesa que le hizo creer a la mayoría que el asfalto de la calle Simón de Iriondo lo hizo ella.

CONCLUSIONES: en definitiva, un político cobra diez o veinte veces más que nosotros por la simple razón de que es un ejemplar único. Un dinosaurio entrenado para hacer las más fantásticas tropelías, inalcanzables para un padre de familia. Es cierto que existen algunos que no se ajustan a las generales de la ley, que se ocuparon de cumplir con su misión en soledad, que murieron más pobres de lo que eran cuando asumieron sus cargos. Pero esas son tristes excepciones que no despiertan el más mínimo interés en la ciudadanía y que, si no se han olvidado aún, están próximas a sucumbir en el más cruel de los olvidos. De todas maneras, si el que lee se entera de alguno que haya donado parte del sueldo o de la dieta, o de alguien con complejo de culpa por lo que se lleva o se llevó, que nos avise para incluirlo en el boletín municipal del mes que viene.

 
Facebook Twitter Linked in Reddit MySpace Digg Whatsapp Enviar por Correo

Imprimir Noticia

El Tiempo
Tiempo Esperanza
Buscar Noticias
Frases Célebres
Las obras no se acaban, se abandonan.
Paul Valéry (1871-1945)
Poeta y escritor francés
Cotización del Dólar