AÑO 18

NUMERO 619

Cultura

Año: 12

Número: 549

LA NOVELA MUNICIPAL: "ZAMBULLIDAS OFICIALES EN EL POLIDEPORTIVO"

la-novela-municipal-zambullidas-oficiales-en-el-polideportivo
La señora se arrojó  a la pileta del polideportivo y todos aplaudieron. “Tírese de cabeza, señora” le dijo un fulano de la comisión directiva del club chupándole la media. “¿Por qué no te tirás vos de cabeza, boludo?” le contestó la señora mientras escupía agua y se acomodaba los pelos.

- La Intendenta está un poco nerviosa porque las cosas no le salen como quisiera. –dijo Alexis Bruno, el vocero oficial, con el fin de aclarar a los curiosos. Después,  Alexis Bruno, se levantó la bermuda grandota azul y verde,  y se tiró un panzazo.
- ¡Oiga, Bruno! –le dijo la señora- salga de la pileta de inmediato y ayúdeme a salir. 
- ¡Ya salgo! –Dijo Bruno y cuando dio el envión en el borde de la pileta,  la bermuda grandota se le bajó bastante,  dejando ver la raya del culo. “Ehhh” dijeron algunos  y los chicos aplaudieron. Una vieja se tapó  la boca y dijo “que guaso”.

Alexis Bruno corrió por el borde levantándose la bermuda azul y verde, se secó un poco con una toalla y se puso una remera amarilla con letras verdes que decía “I Love Esperanza”.  ¡Métale! Le gritó Ana María estirando la mano. Todos miraban. Un bañista con pelos hasta en el cogote dijo entre dientes a la que parecía ser su esposa: “El pelado no va a poder levantar a la señora, acordate”. No seas pesimista le dijo la mujer. 

Alexis Bruno estiró la mano y tomó la  de la Intendenta. “Usted afírmese con el pie en el borde y haga fuerza, su majestad”.  La señora  se prendió del brazo musculoso y ancho del locutor. Hizo fuerza hasta ponerse colorada. Bruno tiró, se le inflaron un poco las tetas,  pero nada,  apenas pudo mover la humanidad de la alcaldesa. La señora ordenó probar de nuevo. Otra vez hicieron fuerza en forma conjunta. “¡Uno dos tres vamos! Unos globitos subieron por la cintura de Ana María. “¡Basta!”, dijo la Intendenta cuando vio los globitos. “¡Qué me ayuden entre todos!”, gritó y todos los que estaban inclusive chicos y ancianos fueron solícitos a empujar. Empujaron. Finalmente consiguieron su objetivo. La primera dama con un “¡SPLASH!” quedó sentada en el borde. Usted señor Bruno no sirve para nada, dijo. Los bañistas aplaudieron. 

- Señora –dijo con respeto el presidente de Alma Juniors- la próxima vez, le aconsejo que suba por las escalerillas.

La Intendenta miró a su interlocutor. El fulano sonreía y estaba de impecable camisa blanca, pantalón gris y zapatos de charol puntudos. La señora se hizo un ovillo y se arrojó a la pileta. Un chico protestó porque “casi me aplasta” dijo.  “Que lo parió,  me mojó entero” dijo el presidente de Alma Juniors. Mientras tanto, Ana María hacía la plancha agarrada a un “flota, flota”.
 
Facebook Twitter Delicious Linked in Reddit MySpace Stumbleupon Digg Whatsapp Enviar por Correo

Imprimir Noticia

El Tiempo
Tiempo Esperanza
Buscar Noticias
Frases Célebres
En lo pasado está la historia del futuro.
Juan Donoso Cortés (1809-1853)
Ensayista y diplomático español
Cotización del Dólar