AÑO 18

NUMERO 61629

Humor

Año: 1

Número: 64

Chiste con Anita, novio y matrimonio radicheta

Cuentan que en tiempo que Anita y su eterno y rubio novio se encrontaban en sábado sentados mirándose y meta decirse nada se estableció la siguiente charla entre ambos tortolitos.
Ana: ¡Ufa, ufa, ufa, que aburrimiento! ¿Se puede saber acaso que es lo que hacen los demás para no embolarse los sábados a la noche?
NOVIO: (Mirando a la concejala mudo como chupau en velorio) ¡Ummm!
ANA: (Como si se le ocurriera una gran idea) ¡Ya está! ¡Hablale a los Fascendini y preguntale que hacen¡ ¡Tomá, che, movete, acá tenés el teléfono!
El otro saltó de inmediato como impulsado por un resorte del sillón donde empollaba y va a cumplir la orden de su enamorada que no le saca los ojos de encima mientras hace un ruido extraño con los dientes. El novio marcó y al rato volvió y algo temeroso dijo.
-Dice el Facha que solo toman café y charlan...
-¡Está bien, hagamos lo mismo! -gritó la flaca con los ojos fuera de las órbitas- ¡Andá y hacé café, carajo!
Cuando el otro vuelve con los cafés, le da uno a su nerviosísima noviecita y se sirve uno él mismo. La cosa sin embargo sigue dale que dale y meta que meta decirse nada hasta que la flaca Ana, explotando y sacando espuma por la boca, le grita al otro que sigue mudo como para velorio.
-¡Bueno infeliz ahora andá a preguntarle a los radichetas fascendini de qué carajo están hablando!
 
Facebook Twitter Delicious Linked in Reddit MySpace Stumbleupon Digg Whatsapp Enviar por Correo

Imprimir Noticia

El Tiempo
Tiempo Esperanza
Buscar Noticias
Frases Célebres
Una síntesis vale por diez análisis.
Eugenio d'Ors (1882-1954)
Escritor español
Cotización del Dólar