AÑO 18

NUMERO 61629

Novela

Año: 10

Número: 470

DIARIO DE UN SÉPTIMO HIJO VARÓN.

diario-de-un-septimo-hijo-varon
No voy a revelar todavía mi identidad. No es fácil ser séptimo hijo varón, todos por acá creen que uno por serlo tiene que convertirse necesariamente en lobizón en las noches de luna llena.  Hay muchas especulaciones sobre mi identidad, muchos suponen que soy un médico veterinario recibido en la facultad local con habilidad para castrar, otros creen que soy un fanático religioso porque hay demasiados perros echados en las misas.

No puedo revelar mi identidad porque la policía secreta de unidad regional está emperrada (valga la expresión) en detenerme. Muchos policías de civil frecuentan las misas, una tarde, en plena misa vespertina agarraron a patadas a un perro creyendo que era yo.

Cansado de la persecuta una noche entré sigilosamente a la jefatura y dejé un paquete en la puerta de la oficina del comisario, adentro dejé una foto de un perro y un mensaje "No busque más, me agarró la protectora....".   Era para ver si dejaban de perseguirme. Fue peor, el jefe se instaló frente a las jaulas de la protectora y esperó pacientemente a que uno de los perros se convierta en hombre. Eso no sucedió. Los superiores creyeron que el comisario necesitaba un descanso y lo pasaron a disponibilidad, la falta de actividad lo afectó. Hoy está internado en una clínica de recuperación. Los que lo visitan cuentan que su estado parece grave, casi siempre recibe a las visitas en cuatro patas y, según los enfermeros, anda orinando las cubiertas de los autos. (continuará)
 
Facebook Twitter Delicious Linked in Reddit MySpace Stumbleupon Digg Whatsapp Enviar por Correo

Imprimir Noticia

El Tiempo
Tiempo Esperanza
Buscar Noticias
Frases Célebres
Aprender sin reflexionar es malgastar la energía.
Confucio (551-479 a. C.)
Filósofo chino
Cotización del Dólar