AÑO 18

NUMERO 619

Internacionales

Año: 1

Número: 40

Saddam. Bush. El Imperio contrataca

Saddam destruye los misiles y Bush pierde popularidad, la guerra inevitable entra en una zona de peligro para las águilas norteamericanas, no podrán atacar tan fácilmente con toda la comunidad mundial en contra y ahora con el pueblo norteamericano a favor de la paz en un 77%. ¿Atacarán igual? Parecen no tener opción, la guerra cuesta 100.000 millones de dolares y sola será financiada por el petróleo iraquí. Ahora Bush exige un cambio de régimen, ya no sabe que pedir buscando un motivo para lanzar sus bombas sobre un pueblo ahora indefenso. Diabólico.

Europa, la vieja Europa no entiende las razones de Bush. Se entiende todo, hasta la conveniencia de los Británicos y la posición de Aznar pero las razones de Bush son más que incomprensibles, ni tan siquiera el petróleo explica esta conducta. Podría ser racional pensar que no se pueden dejar las reservas del mundo industrializado en manos de un dictador irresponsable pero las maniobras de Bush exceden hasta eso. Muchos piensan que la Nación del Norte no se conforma con un poder implícito y se instalará en el lugar elegido para afianzar su poder irracional. El nuevo Cesar del siglo se llama Bush. Nosotros, los argentinos, deberemos elegir si estamos con el imperio o nos quedamos fuera. Si elegimos esto último ya sabemos lo que nos espera.

Los iraquíes están esperando la tormenta más terrible tal vez de su historia. Los habitantes de ese país padecen las decisiones de un dictador que piensa por ellos y esta vez parece haber colocado a Irak entre la espada y la pared. Demasiado aguantó, demasiado colaboró, demasiado trató de no ser humillado, pero finalmente la humillación llegó a su límite, Bush porfía por la guerra contra todo argumento, contra toda actitud, contra Francia, Alemania y Rusia, contra todos. Los primeros días de marzo la invasión parece haber fijado fecha. Saddam en un último intento desafía a Busk a un debate televisivo "que el mundo sepa por qué quiere la guerra, que todos vean los motivos de la guerra y que todos vean a un pueblo que quiere vivir en paz". No habrá debate. Saddam no destruirá sus misiles dándole un débil motivo al imperio para invadir, débil o no motivo al fin. La guerra parece ser inevitable. Las consecuencias serán terribles para la zona, para nosotros, para el mundo entero.

 
Facebook Twitter Linked in Reddit MySpace Digg Whatsapp Enviar por Correo

Imprimir Noticia

El Tiempo
Tiempo Esperanza
Buscar Noticias
Frases Célebres
El árbol deshojado es el amante de los ciclones.
Proverbio hindú
Cotización del Dólar