AÑO 18

NUMERO 61629

Política

Año: 1

Número: 2

Qué gusto tiene la sal...

Introito melancólico
"Volverán las oscuras golondrinas
En tu balcón sus nidos a colgar
Pero aquellas...
las de los matinée del cine Mayo
las de tres películas por un mango en el cine Colón...
Esas... no volverán.
Volverán
las
oscuras
golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar
Pero las otras... las de la Vieja Sodería, las de Pitoke, las de Samurai, esas...
Esas no volverán
Volverán... las oscuras... golondrinas
En tu balcón sus nidos a colgar
Y estas otras... las de la ciudad luminosa,
Las de trabajo para todos,
Las de otra vez la ilusión para los pibes...
Esas... (ya vas a ver)
¡Esas sí volverán!. "
Antesala y/o zaguán literario
Y sí, aunque suene un poco cursi, no importa. En todo caso lo cursi si es auténtico vale más que lo afectado. Pudre más un necio que se la tira de inteligente que un tipo simple que habla simple pero de corazón. Nosotros somos todo lo cursi, lo simple, lo eruditos, lo miserables y lo heroicos que podemos ser, que nos permite ser esta infinita lista de casualidades que es la vida. Nos formamos con Carlitos Balá, "el movimiento se demuestra andando", "¿qué gusto tiene la sal?"; ¿te acordás?. En fin, acordate que decían que todo ese "exceso" de bosta televisiva nos iba a vaciar el mate. Y en una de esas tenían razón. ("Nos mataste Carlitos" "Ganaste ¡Ea ea eapepé!") No servimos ni para empezar a jugar, no conocemos este juego moderno de abulia y poxirán (¿qué juego? ¿de qué juego hablás? ¡esto no es un juego!). Para colmo quedamos poquitos, tuvimos un percance, nos descuidamos y el huracán del 76 nos raleó. Y ahora hay tanto joven piola, inteligente, rana, rápido, cibernético a nuestro alrededor. Hemos terminado por entender que no hay neurona que alcance. Y Carlitos que nos vació y estos tan Tinelli, tan Pergolini, "tan tan" ¿viste? Por eso hoy me siento algo perdido. No sé si seguir con esta historia, no estoy seguro si pensando como pienso (tan poco, tan poquitito), con las dos o tres luces que me quedan,  puedo decir algo siquiera, no se si me alcanza para ir hasta el Concejo, por ejemplo, y después decirte que vi, que sentí, que, ¿qué? (¿qué gusto tiene la sal?) .... ¡Ah, sí, si, el movimiento...! "El movimiento se demuestra andando ¿no?...", ¿Eh? ... qué, si, voy para allá... ¿sí? ¿voy?, ¿iré?, ¿te parece que vaya, che? ¿valdrá la pena?  
 
Terrible examen de conciencia
Resulta que voy por la calle y me dicen: "¡Eeeeeh! ¿Que hacés?"
¿Qué hago? ¿Qué se yo que hago? ¿Camino? ¿Cruzo la calle? ¿Hablo solo?
¡Habla solo! ¡Nona, mirá, mirá, éste coso habla solo!
¡Y que hay, nene,... yo también hablo sola -dice la nona-
(¿El coso seré yo?)
Qué manga de locos.
Qué cosa bárbara.
¿Qué hago? Antes no me levantaba tan temprano. No sé que tenemos en la cabeza pero algo tenemos. Uno ve todo desparramado y sigue, tiene alguna esperanza, cree que finalmente todo se arreglará al final. Mientras tanto sigue. Sigue. Amigos que parecen creer lo mismo. Parece. Con esperanza de que todo se arregle al final. Mañana será mejor seguro. Pero igual, te dicen de todo. No te creen. Lo único que me salva es que estoy más seco que antes. Ellos ven eso. Y no entienden.  
¿De donde venís?
¿De donde vengo? ¡Qué sé yo de donde vengo!
Hoy es viernes.
Anoche fui al Concejo. Escuché un rato. Escuché otro rato. Fui a mi casa. ¿Fui a mi casa? ¿Qué hice anoche? ¿De donde vengo ahora?.
¿De donde vengo abuela?
De la tele nene, hace un rato te vi. Colado. ¿Te acordás?
¿De la tele? ("¿Qué gusto tiene la sal?")
Vos estabas. Parado ahí. No me gusta. 
No le gusta. ¿Qué hago ahí? ¿Colado?
Y bueno, nona, es lo mismo.
¿Qué pasa nene estás mareado, que chupaste anoche?
Nada. Soda. Agua. Te juro.
Pero nene, mirá que dice la radio
Es una joda, nona. (Cosa de pibes. Pendejos. ¡Eapepe!)
Y entonces ¿estás enfermo? ¿tenés fiebre?
No sé ¿tengo fiebre? ¡Que sé yo si tengo fiebre! ¿Estaré enfermo?
¿Fuiste a donde? ¿Al Concejo fuiste? Habló la chica.
Si.
¡Habló la chica! ¿Para qué vas? ¿Qué hacés ahí?
¿Te hizo mal al hígado? Estás amarillo.
Habló poco la chica. Pero igual. Ella no tiene la culpa.
("Nona: ¿cuándo nos vamos?")
Andá acostate. 
Y me fui a acostar y aquí estoy.
Disculpen. Hoy es viernes.
 
Facebook Twitter Delicious Linked in Reddit MySpace Stumbleupon Digg Whatsapp Enviar por Correo

Imprimir Noticia

El Tiempo
Tiempo Esperanza
Buscar Noticias
Frases Célebres
Libros, caminos y días dan al hombre sabiduría.
Proverbio árabe
Cotización del Dólar