AÑO 18

NUMERO 617

Espectáculos

Año: 1

Número: 6

Los mismos tipos que escracharon al cura Grassi ahora se la agarran con nosotros

Hay que mirar y después aguantar. Lo puse en espectáculos porque de eso se trata. No hay que dar por el pito más de lo que el pito vale, aunque ahora con una isla de edición  (como dice Lanata) en media hora hacen una loca de cualquiera santa y viceversa. La macana es que después de esto habremos de quedar difamados (o sea con mala fama) por mucho tiempo y que si queremos que la gente venga a conocernos no va a ser fácil convencerlos para que lo hagan. ¿Política de turismo? ¿Con unos cosos que destejen lo que se hace en esa materia? ¿Dos pasos para adelante y tres para atrás? ¡Cómo se puede trabajar así! Yo creo que esto es deprimente, más en esta época en que es fácil conseguir medios que compren escándalo (aunque estos giles difaman a la ciudad gratis), más si encuentran a unos pelotudos que creen salvar al mundo mandando a la cloaca a su propia gente. El problema no es la Santillán, ni Telenoche investiga, ni nada que se le parezca, el problema son los boludos que viven en un foco y se creen revolucionarios cagando donde comen. Lamentable. Los defensores de estos engendros dicen preguntan "si tenemos algún muerto" o "si tenemos algún enfermo" en la familia con toda la mala leche del mundo. ¡Qué quieren! ¡Que les paguemos los muertos los 35000 boludos que vivimos acá! ¿Qué carajo tenemos que ver nosotros?  ¿Y si resulta que hay gente que ha sufrido más que ellos?  No. No es el caso de difamar por difamar. No es el caso de dejar que un par de "bagres" resentidos nos pasen la factura a todos los esperancinos. No es el caso de que nos culpen por estar sanos, por no tener un familiar con cáncer o en todo caso un muerto. ¿O es un crimen estar sano? ¿Tampoco se puede estar bien de salud? Tanto odio, tanto resentimiento (tanto vino -diría yo-)  han colmado la copa. Parecería, por lo que se ve, que ya no se trata de hostigar a quienes presuntamente son responsables de la contaminación vía efluvios e ingredientes que utilizan. No. Ahora se trata de destruir todo. Destruir la ciudad entera, torturando sin piedad a sus habitantes. Hacerles pagar a todos la propia desgracia. Qué tal vez exista y hasta tenga un causante (anónimo aún) pero que, seguramente no se corresponde con la absoluta mayoría de los esperancinos que se levantan todos los días a construir una ciudad que estos enfermos se empeñan en destruir. Varios años llevará remontar esta difamación que se ha lanzado al país y al mundo. ¿Los que provocan estos daños irreversibles sabrán lo que hacen? ¿Tienen derecho estos tipos de seguir viviendo entre nosotros? ¿Seguiremos remando aguas arriba para que unos pocos paranoicos nos escupan el asado? Algo habrá que hacer. Así no se puede seguir.

 
Facebook Twitter Delicious Linked in Reddit MySpace Stumbleupon Digg Whatsapp Enviar por Correo

Imprimir Noticia

El Tiempo
Tiempo Esperanza
Buscar Noticias
Frases Célebres
El asunto es el problema; la forma, la solución.
Christian Friedrich Hebbel (1813-1863)
Poeta y dramaturgo alemán
Cotización del Dólar