AÑO 18

NUMERO 617

Novela

Año: 1

Número: 5

¡Y SIGUE LA NOVELA DE LA CIUDAD!

CAPITULO I
(Continuación)
Automóviles de todo tipo y pelaje entraban en la ciudad rumbo a la otra que espera a 60 kilómetros y que llaman la Perla del Oeste o bien hacia el otro lado buscando tras 45 kilómetros, las desordenadas calles de la vieja capital de la provincia de Santa Fe. Todos pasaban, entraban o salían desde la ruta 70 fabril y ruidosa de camiones hasta la plaza San Martín florida y arbolada como ninguna.
Pero refrenemos nuestro lirismo encabritado y descolguémonos de la mágica región que inventa la máquina de escribir y descendamos al barrio del centro donde se erige monumental el edificio de la Municipalidad de la ciudad de la primera colonia agrícola. Blanca e inmaculada construcción, exagerada de ventanales y columnas que se planta frente a la gran plaza cual grandioso mausoleo, guarida de mandamases, cortesanos y empleados. Allí renace cada día la oferta grandilocuente de rumores de todo tipo que, al clamor de las voces de visitantes, deudores y dependientes van haciendo bolsa el día como si fuese una pelota de trapo sometida al fervor de chiquilines de potrero.
Caponino despertó como si regresara. El capo de tutti cappi, el Robin Hood de las pampas, el Zorro gringo, el gran Intendente de la ciudad de los esperantos despertó en su morada de la calle Berutti con el cacarear de las gordas mujeres que discutían con el verdulero. Mientras se estiraba imaginó a sus vecinas afirmadas en las escobas revisando tomates y zapallitos, desgreñadas y gritonas aportando nuevos ruidos a la ciudad tonante que despacio despertaba.
(Continuará)

 
Facebook Twitter Delicious Linked in Reddit MySpace Stumbleupon Digg Whatsapp Enviar por Correo

Imprimir Noticia

El Tiempo
Tiempo Esperanza
Buscar Noticias
Frases Célebres
La ilusión vale cuando la realidad la toma de la mano.
Anónimo
Cotización del Dólar