AÑO 18

NUMERO 616

Actualidad

Año: 18

Número: 616

La política local

la-politica-local

Es un hecho no negociable. Y lo más contundente es que es un hecho. Los detractores del radicalismo local basan sus argumentos en insultos y sospechas de presuntas corruptelas nunca probadas. La minoría detractora viene del riñón del municipio y Fascendini lo sabe, lo que resulta insólito es la paciencia del hoy Vice gobernador, aguantando a morir las macanas hirientes de algunos miembros del grupo de "asesores" municipales que ni siquiera dan el target para insultar. Un tal Parra, francotirador serial, pagó los platos rotos y recibió el látigo impensado cuando se extralimitó "analizando" una fiesta de cumpleaños de la familia Fascendini. Ahora tiene que delirar en tribunales. Es curioso todo esto, hasta original en la politiquería de la ciudad, porque todos hablan del mejor Intendente que tuvimos con una soltura de lengua notable. Eso también es un hecho. Como es un hecho que desde Fascendini las obras con participación del Ejecutivo municipal fueron ralas y hasta ausentes. Hoy, Fascendini, otra vez Fascendini, está teniendo un papel protagónico en la ciudad trayendo obras financiadas por el gobierno provincial. Pavimento a La Orilla, cloacas, parque Industrial, viviendas, el canal Alem,  con cuyo entubado, todos los Intendentes soñaron y nada más, ahora se hace y se hace porque un esperancino es el vice gobernador. 

No se puede analizar la politica local pasandole el borrador a Fascendini. Y no se puede porque el sistema con el que se hicieron cientos de cuadras de pavimento surgió cuando Fascendini era Intendente, y el Parque, y las cloacas, y el ITEC (con edificio y todo aumentando notablemente el patrimonio de la ciudad), y las viviendas que se hicieron en los cuatro puntos cardinales de la ciudad con la Cooperativa 8 de Setiembre, y etcétera. A eso solo se le opone una crítica por lo menos absurda, lo que más se escuchó es que los radicales de aquella época eran "soberbios", o sea vanidosos, altaneros, orgullosos y tal vez tengan razón, puede ser, pero "como no iban a estar orgullosos con todo lo que habían hecho", puede replicar cualquier hijo de vecino. Pero ese no es el caso, el tema es otro, el asunto es como podemos transitar la política local ignorando a un protagonista fundamental, por más odio que se le tenga. La política es praxis, los hechos cantan, ignorarlos y caer en el ridículo es la misma cosa. Vayamos a algunos ejemplos. 

El pavimento a "La Orilla" lo hizo de punta a punta la provincia, sin la intervención del gobierno provincial no se hubiera hecho ni en el año verde. Bueno, la Intendenta Meiners niunca reconoció con el enfasis suficiente esta realidad, es más, trató de macanear a  la gente haciendo creer que ella "lo había gestionado" y si la apuraban que "ella lo había hecho". ¿Por qué hace el ridículo Meiners? Porque le cuesta aceptar que otro puede ser el autor de cosas importantes en la ciudad que ella gobierna. Compite con Fascendini y los radicales. No quiere que los demás hagan más que ella. Pero los demás han hecho y están haciendo mucho más. Esa conducta de la Intendenta, condicionada por los celos y el resentimiento, ha hecho que Fascendini, cansado de que se pongan delante de las obras que trajo a Esperanza tenga que venir a controlar su avance y a inaugurarlas en persona. 

El peronismo local no tiene candidato como para ganar en el 2019. Ni siquiera Meiners será garantía. El radicalismo, mejor dicho el Fascendinismo, está entrando fuerte en la ciudad con muchas ganas de recuperarla, 
el partido de Macri con mayoría de radicales viene con originalidad y envión nacional, los dos espacios integran una fuerte oposición al peronismo gobernante y sumados reunen una mayoría abrumadora. El peronismo sin obras importantes y con poco protagonismo partidario parece estar desandando un trayecto irreversible. 
 

 
Facebook Twitter Delicious Linked in Reddit MySpace Stumbleupon Digg Whatsapp Enviar por Correo

Imprimir Noticia

El Tiempo
Tiempo Esperanza
Buscar Noticias
Frases Célebres
Vigilando, laborando y meditando todas las cosas prosperan.
Salustio, Caius Sallustius Crispus (85-35 a. C.)
Historiador latino
Cotización del Dólar