AÑO 18

NUMERO 617

Novela

Año: 13

Número: 600

¡Y SIGUE LA NOVELA MUNICIPAL!

HOY:  Historia de un náufrago llamado "Gómez".

y-sigue-la-novela-municipalbr-br-hoy-nbsphistoria-de-un-nufrago-llamado-gmez

LA MISTERIOSA HISTORIA DE "GÓMEZ"

"Se sabe que cuando la expedición de Sebastián Caboto, Capitán General de la Corona Española, al mando del buque La Santa María de la Concepción con un porte de 150 toneles arribó el 5 de junio de 1526 a la bahía de Pernambuco, recogió a un náufrago de Solís de apellido Gómez, quién se encontraba desnudo y, también se sabe que fue Gómez quién refirió a Caboto las noticias sobre las riquezas del “río de Solís”.

Esto despertó la codicia de la tripulación y el cambio de rumbo hacia lo que se conocía como la tierra de la plata y el oro. Por supuesto necesitaban llevar en el viaje a Gómez. El náufrago se negó en principio porque, según dijo se había encariñado con los indios, tras un sufrimiento singular para adaptarse a la vida de los nativos de Pernambuco, contó que había logrado un buen pasar gracias al desarrollo de su oficio de traductor. Oficio sin el cual a Caboto y los suyos les hubiese sido imposible comunicarse con los aborígenes.


"Gómez había conseguido ciertos privilegios entre los salvajes, Contaba con una esclava que le barría el patio de la choza y gran afinidad con el cacique de la tribu. En realidad se trataba de un cacique mujer porque las tolderías donde había recalado Gómez era matriarcal.  En los diarios de viaje de Caboto se registran al detalle la dificultad que representaba pactar con estos nativos desnudos. Más de una vez tuve que clavar la vista en el piso, escribió Caboto. 

No fue fácil convencer a Gómez que abandone la bahía y se sume a la expedición de Caboto. En primer lugar tuvieron que convencerlo para que abandone su vicio de andar desnudo, eso, en realidad, fue lo más difícil, Gómez se había acostumbrado a su desnudez y se resistía a volver a su estado inicial. Lo convencieron permitiéndole llevar con él a su esclava india, que curiosamente era rubia hija de los primeros vikingos que llegaron al lugar. La jefa de la tribu accedió a entregarla a cambio de dos caballos y un asno. 

Gómez se puso un taparrabo y con su esclava desnuda arrastrada por una soga subió al buque de Caboto. Los estudios recientes de historiadores locales (Iñiguez: Historia de los apellidos) aseguran que este fue el inicio de la dinastía de los Gómez en nuestras tierras."

 
Facebook Twitter Delicious Linked in Reddit MySpace Stumbleupon Digg Whatsapp Enviar por Correo

Imprimir Noticia

El Tiempo
Tiempo Esperanza
Buscar Noticias
Frases Célebres
Saber que no se sabe constituye, tal vez, el más difícil y delicado saber.
José Ortega y Gasset (1883-1955)
Filósofo y ensayista español
Cotización del Dólar