AÑO 18

NUMERO 617

Actualidad

Año: 13

Número: 599

MUNICIPIO: ¿Relato o cuento chino?

municipio-relato-o-cuento-chino

Los primeros cuatro años fueron para aprender como carajo es el trabajo de gobernar una ciudad. Los cuatro años que siguieron no se sabe bien para qué fueron pero también se los llevó la inoperancia y la parálisis. ¿Y ahora? ¡Ahora sí, ya van a ver! Porque ahora les vamos a hacer todas las cosas que los esperancinos se merecen. En realidad, los esperancinos, no quieren ni pensar, qué cosas son las que se merecen de acuerdo al real sentir de la señora Meiners, pero igual: ¡Dejá que nos sorprenda!. 

Hasta ahora lo que se está haciendo es lo que pagan los frentistas. Pavimento que pagan los frentistas y ripio que pagan los frentistas. Y eso se podría haber hecho desde el primer momento del mandato de la Intendenta. Esperar ocho años para hacer pavimento financiado por los vecinos es una torpeza (por no decir otra cosa).

Lo importante, sin embargo es señalar LO QUE NO SE ESTÁ HACIENDO. Lo que no se está haciendo son todas las cosas que tendría que pagar el Municipio. ¿Por qué? Bueno, simplemente porque un parte escandalosa de los recursos se destinan a personal (muchas veces ocioso, de favor, parentela desocupada, usted me entiende), entonces, mientras se está haciendo pavimento pagado ´por los vecinos, las losas de la Plaza San Martín dan pena. Simplemente porque el municipio hace lo que pagan los vecinos en forma directa y no hace lo que tendría que hacer con los fondos propios (que tampoco son propios). Un ejemplo y el cuento chino Meiners se desmorona. Síntesis: Nueve años sin hacer nada. Hoy, el azar, arrimó al gabinete un muchacho que quiere trabajar (Franconi) y mueve un poco el guiso. Pero un árbol no hace al bosque. Acá el problema es Meiners. Porque la pachorra desborda de arriba para abajo. Y así estamos.

 
Facebook Twitter Delicious Linked in Reddit MySpace Stumbleupon Digg Whatsapp Enviar por Correo

Imprimir Noticia

El Tiempo
Tiempo Esperanza
Buscar Noticias
Frases Célebres
El exceso es el veneno de la razón.
Francisco de Quevedo y Villegas (1580-1645)
Escritor español
Cotización del Dólar