AÑO 18

NUMERO 617

Opinión

Año: 12

Número: 581

¿CARAS LARGAS EN EL MUNICIPIO? DESPUÉS DEL DESGASTE EXTRA DE LOS ÚLTIMOS DÍAS, INTENDENTA Y GABINETE SE ACOSTARON A DORMIR.

caras-largas-en-el-municipio-despues-del-desgaste-extra-de-los-ultimos-dias-intendenta-y-gabinete-se-acostaron-a-dormir

Las corridas de última hora, pintando cordones a las apuradas y repartiendo materiales, plata, promesas, luego de correr de un lado a otro para demostrar actividad en el panteón blanco de la calle Castellanos, el equipo Meiners se subió al trampolín y con un doble salto mortal se zambulló en el catre para seguir atorrando tal cual lo venía haciendo.  

Hasta fueron a observar el Centro de Monitoreo que  tiene Rafaela con cuatro turnos de diez empleados preparados y monitores para hacer dulce, por supuesto se volvieron desanimados pensando que la escenografía que tienen en la estación terminal nunca se va a parecer siquiera a lo que han hecho (en serio) los rafaelinos. 

Pero ganaron las elecciones, ganaron porque los empleados municipales y sus familias, más la numerosa (y eficiente) cooperativa de trabajo que limpia las calles invitaron a sus familiares a depositar su modesto voto en la bolsa de la señora para asegurar su continuidad. 

No festejaron demasiado porque en definitiva nada ha cambiado, la señora Meiners sigue sentada donde está sentada, un poco más cansada que de costumbre pero sigue. ¿Por qué se observa cierta tristeza? Es posible que el inminente triunfo de Fascendini haya oscurecido las miradas y perturbado los corazones. Primero pensaron que los grandes triunfadores eran ellos, es decir la alcadesa que repetía y sus amigos, después, el globo se fue desinflando mientras en Rosario festejaba Fascendini el golazo del Frente Cívico que le daba a la ciudad un Vice Gobernador, nada menos. 

Las noticias reducían a la mínima expresión la reelección de la Intendenta. La elección local no pasaba de un triunfo en un torneo amateur ante la magnitud de la copa Libertadores que ganaban los radicales de la mano de su principal exponente. Es posible que a los peronistas esperancinos les quedaba mejor la derrota de Fascendini que cualquier otra cosa, el gusto amargo que les produce cualquier conquista del ex Intendente es notable. 

Ahora Meiners deberá sufrir cuatro años más en condiciones adversas, Concejo con mayoría absoluta radical-socialista que le impondrá el camino a seguir y las tasas a cobrar (sobre todo eso) y gobierno de la provincia con impronta de la oposición que dejará la gestión de obras importantes lejos de la alcaldesa. Cammisi, De Pace, Grenón, Delaporta, todos los supuestamente vencidos aparecen en los hechos como vencedores. Por lo menos son los personajes para quienes las cosas prometen futuro. Meiners se queda con la Municipalidad colmada de ñoquis que fueron a cobrar el favor del voto con puestos, puestitos, cuñados, primos, militantes y parientes de militantes, le chupan la poca sangre que le queda a la escuálida caja municipal.

 
Facebook Twitter Delicious Linked in Reddit MySpace Stumbleupon Digg Whatsapp Enviar por Correo

Imprimir Noticia

El Tiempo
Tiempo Esperanza
Buscar Noticias
Frases Célebres
Los cautos rara vez se equivocan.
Confucio (551-479 a. C.)
Filósofo chino
Cotización del Dólar