AÑO 18

NUMERO 617

Opinión

Año: 12

Número: 579

LA CIUDAD NO PUEDE SEGUIR SIENDO GOBERNADA POR GENTE QUE CHOCA LA CALESITA.

la-ciudad-no-puede-seguir-siendo-gobernada-por-gente-que-choca-la-calesita

La exigencia es distinta, totalmente distinta. La ciudad que "gobernaba" cualquiera se está transformando y ya no puede ser conducida por descarte. Antes, los que se dedicaban a manejar los asuntos públicos eran aquellos a los que no le iba muy bien en el terreno privado. Además la gente no eligió tanto porque la ciudad no tuvo demasiadas elecciones, recordemos que muchos Intendentes fueron "puestos" por los gobiernos de facto y ese detalle favorecía cierto caradurismo para sentarse en el sillón. 

Pero ahora las elecciones se repiten y los "cualquiera", sin preparación, cuyo único mérito fue hacer politiquería en los partidos, fracasan.  Y fracasan porque no tienen más remedio que fracasar.  De la misma manera que fracasa aquél que no sabe ni siquiera conducir un automóvil y se larga a manejar un avión. 

La ciudad tiene edificios y exigencias que antes no tenía, además tiene más habitantes y necesita cierto profesionalismo. Es natural que así sea, los tiempos cambian. Claro que todavía hay que averiguar por qué razón son elegidos personajes que no tienen la más mínima idoneidad para mandar en pueblos como el nuestro. Todo eso cambiará, necesitaremos algunas elecciones más pero cambiará, porque tiene que cambiar necesariamente, es irracional seguir entregando la ciudad a gente que choca la calesita.

Es alarmante observar, cuando uno hace un pasaje por todos los partidos, el alto porcentaje de corajudos que se anotan en las listas. Nadie parece considerar que la nuestra es una ciudad de más de CUARENTA MIL almas que, se supone, tienen un mínimo derecho a ser representadas con cierta racionalidad o por lo menos con imaginación.  No solo los "nuevos" parecen gozar de cierta irresponsabilidad sino los "viejos" que, por el solo hecho de contar con algo de experiencia atesorada años atrás o conocer algunas ordenanzas, se sienten con ínfulas como para asomar la nariz por sobre la mediocridad general. 

Los partidos políticos son los que abren la puerta a estos personajes. Por razones diversas, a cual más esquizofrénica. Los candidatos son seleccionados entre cuatro o cinco (siempre los mismos) capitostes de acuerdo a caracteríscas cada vez más locas, o porque tiene "cara de bueno" o porque "parece serio" o porque "triunfó en algún negocio". ¿Qué tendrá que ver la venta de zapatillas con la Intendencia? Hasta un cantor de tangos peleó la interna con un escribano no hace tanto. Se puede ser cualquier cosa, poseer cualquier profesión, pero también debería ser obligatorio dar un prueba de profesionalismo y, por supuesto, de probada honestidad. 

Sin esos méritos en nuestros dirigentes (que hoy estamos lejos de tener) la ciudad que hoy crece en forma notable, será postergada, estará en desventaja con respecto a otras localidades que han entendido esta premisa y que, hoy, con su sola existencia prueban esta verdad. Ciudades que estuvieron a la par de la nuestra han tomado una distania atroz en todas sus disciplinas, cultura, deportes, economía, en todo, y eso tiene una sola causal, la calidad de los dirigentes.

 
Facebook Twitter Delicious Linked in Reddit MySpace Stumbleupon Digg Whatsapp Enviar por Correo

Imprimir Noticia

El Tiempo
Tiempo Esperanza
Buscar Noticias
Frases Célebres
Las obras no se acaban, se abandonan.
Paul Valéry (1871-1945)
Poeta y escritor francés
Cotización del Dólar