AÑO 13

NUMERO 612

El Fogn Braeria
Provinciales

Año: 12

Número: 557

LA NOVELA MUNICIPAL. "MUNDIAL DE PIOLAS"

la-novela-municipal-mundial-de-piolas

"Vamos a aprovechar todo este tiempo del mundial en que la gente está ocupada mirando los partidos para hacer algunas cosas que no se pueden hacer en épocas normales", dijo en tono secretísimo la señora alcaldesa dando inicio a una reunión de la "mesa chica del poder".
- ¿Y qué es lo que vamos a hacer, señora?  -preguntó el tenedor de libros Gómez levantando la mano para solicitar permiso.
- Todavía no sabemos. -contestó la Intendenta.
La primera dama lucía una solera negra, zapatos negros y medias negras. Tenía el cabello prolijamente planchado sujeto con una vincha negra. 
- ¿Por qué está toda de negro? - Preguntó la secretaria Elsa Schnell a la secretaria Robledo.
- Todavía no se sabe.
El secretario de servicios, "miliki" Fernandez, se puso de pie y solicitó la venia de la alcaldesa para hablar.  Se pasó los dedos por la línea de los bigotes y se sonó la nariz.
- ¿Qué carajo quiere Fernandez?
- Creo que hay algo que podríamos hacer mientras la gente está distraída con el mundial.
- Muy bien. ¿A ver, qué podríamos hacer? ¡Hable Fernandez que no tenemos todo el día!
- Podríamos aumentarnos el sueldo. -dijo Fernandez.
Se hizo un silencio de tumba.  Los honorables miembros de la mesa chica se miraron unos a otros sin decir palabra. El ministro de obras, Oreste Blangini, se tapó la cara con una bolsa de consorcio. Un sudor frío corrió por la frente de Gómez. Los pelos de la barba del licenciado Caussi se erizaron como frotados con hojas de ortiga. 
- ¿Y cuánto le parece, señor Fernandez, que deberíamos aumentarnos el sueldo? -preguntó mordiendo las palabras la Intendenta.
- Depende de como le vaya al seleccionado, Señora, si le va bien, nos aumentamos mucho y si le va mal, no tanto.
- ¿Y si salimos campeones?  - quiso saber Gómez.
- Si salimos campeones, bueno, eso da para todo -dijo Fernandez mientras le enchufaba un largo trago a una petaca que sacó del bolsillo del saco-, hasta podríamos traerlo de vuelta a Albarracín que nadie se va a dar cuenta.
- ¿Alguna otra idea? - interrogó la rubia dama del Salado.
- ¿Y si aprovechamos para vender el terreno que tenemos en el Parque Industrial? -dijo con un hilo de voz el morochazo secretario de Gobierno Luciano Anza.
La señora, toda vestida de negro, con la vincha negra, los zapatos negros y la solera negra, con medias negras y pensamientos negros, se puso de pie. 
- ¿Otra moción? - preguntó y los presentes se animaron a pedir entre otras cosas, que lo rajen a Bechio de la banca, que se derrumbe el palacio Stoessel y que le corten los víveres a Camissi.
- Supuse que esto iba a ser un velorio - continuó la Intendenta mirando a todos- y no me equivoqué, ustedes son la representación viva del modelo. - enseguida encaró la puerta a paso de murga y desapareció.
- ¿Qué quiso decir? -preguntó la señora Elsa.
- Que el modelo Meiners es negro. - dijo Gómez.
- Ya se por qué se vistió de negro, porque el negro adelgaza -dijo Robledo.
- ¿Nos aumentamos o no nos aumentamos el sueldo? -preguntó Fernandez.
- ¿Modelo negro como qué..? -quiso saber Robledo.
"Negro como el...",  pensó la Secretaria de Promoción Social Elsa Schnell y casi dijo lo que pensó, pero después se arrepintió y no dijo nada. 

 
Facebook Twitter Delicious Linked in Reddit MySpace Stumbleupon Digg Whatsapp Enviar por Correo

Imprimir Noticia

El Tiempo
Tiempo Esperanza
Buscar Noticias
Frases Célebres
El cambio es la única cosa inmutable.
Arthur Schopenhauer (1788-1860)
Filósofo alemán
Cotización del Dólar